Es una cafetera, lo sé, pero me lleva y me trae, que es lo que me importa”. Más de 11 millones de conductores en España pilotan diariamente estas cafeteras, carracas, vehículos que tienen más de 10 años. Suponen el 50% de todos los coches que circulan por España, tasa que convierte al parque automovilístico español en uno de los más envejecidos de la Unión Europea y el más viejo dentro de los cinco mercados europeos principales.
La edad media de los vehículos actuales está por encima de los 11 años. Está en 11,3 años, en concreto, según las estimaciones de la patronal de fabricantes Anfac.
E irá a más. En 2007, sólo eran siete millones de coches viejos los que circulaban por las carreteras españolas. La edad media de los automóviles rozaba entonces los ocho años, cuando se vendían anualmente 1,6 millones de coches. En 2017, el 67% del parque automovilístico tendrá más de una década, es decir, superará los 16 millones de vehículos según los datos facilitados por Audatex, empresa especializada en valoración de siniestros.
Los datos de la consultora especializada MSI estiman un ascenso de la antigüedad más lento pero también imparable. Para estos expertos, la edad media del parque ascenderá a 11,6 años en 2017 y, sólo cuatro años después, en 2021, ya habrá alcanzado los 12,1 años.

Situación europea

Este fenómeno no es único en España respecto de los países de su entorno pero el envejecimiento del parque sí ha sido más rápido y más pronunciado en España frente a los cuatro mercados principales de la Unión Europea. Mientras que a 2013, la proporción de vehículos de menos de 10 años en España era del 54,8% frente a un 69% en 2006, en Reino Unido, este porcentaje se ha mantenido por encima del 70% desde 2002.
La situación de Italia es la más parecida a la española en cuanto a envejecimiento del parque. Los coches de menos de 10 años representaron un 65% del parque en los años de bonanza, entre 2005 y 2008 pero ahora, su contribución se ha reducido a tasas cercanas al 60%. En Alemania en 1998, un 80% de los vehículos que circulaban por sus carreteras tenía menos de 10 años. Ahora, superan el 65%.
“No se venden suficientes coches nuevos como para atajar esta situación”, detalla José Luis Gata, responsable de Ventas, Fabricantes y Asociaciones de Audatex. “Esto sólo se daría la vuelta si se vendieran unos dos millones de vehículos al año y no va a pasar”, señala Gata. En 2013, se vendieron 722.703 unidades, muy lejos de esa cantidad y los expertos marcan que el mercado natural español se marca en 1,2 millones de coches vendidos al año como máximo. Y llegar a esta cantidad costará, al menos, otros cuatro años, señalan los expertos.
“El mercado español crece muy poco anualmente, alrededor de un 1%”, señala Gata. En este sentido, la tasa de reposición del mercado es altísima, de un 84,5% en 2014 y de un 93,1% en 2013 según los cálculos de MSI, lo que implica que apenas se incorporan nuevos conductores. La espectacular caída, de más de un 50%, en las ventas de vehículos nuevos desde 2007 hasta ahora se suple, en su mayoría, con vehículos de más de cinco años.
Seguridad y medio ambiente
Los principales impactos de un parque tan envejecido están en la seguridad y en el medio ambiente. Según un estudio de Race y Bosch, la posibilidad de fallecer en un accidente de tráfico se triplica en los coches de más de 10 años.Además, un vehículo nuevo consume un 30% menos de combustible y emite un 95% menos de partículas que uno antiguo.
Desde Anfac, destacaron que, gracias a los planes PIVE y PIMA Aire, se han sustituido 600.000 vehículos viejos. “Estos planes son una herramienta indispensable para renovar el parque y para apuntalar la recuperación del sector”, afirmaron.

De todas formas, tener un vehículo antiguo no significa, necesariamente, que esté mal cuidado o sea peligroso, por eso, te invitamos a que pases por Talleres Ramírez y efectúes el mantenimiento. 
Un vehículo mantenido y revisado es un coche seguro 


Publicado: 17 de Julio de 2014