Cualquiera que tenga un automóvil conoce de sobra que la limpieza del coche no es algo que solo se solucione retirando la suciedad del exterior y de las alfombras. Es normal que con el uso normal del vehículo los plásticos del interior terminen recogiendo suciedad. Descubre cómo conseguir que estos elementos permanezcan brillantes.

La limpieza del automóvil es una tarea que podemos realizar nosotros mismos, así podremos ahorrar a la vez que obtenemos un buen resultado. Lo cierto es que basta con adquirir un limpiador multiusos, un paño de microfibra, un cepillo de dientes y un acondicionador para plásticos del coche. Siempre tenemos la opción de recurrir a un profesional aunque puede suponer un gasto del que podemos prescindir con un poco de tiempo y escasa inversión económica.

Para retirar la suciedad de los plásticos lo primero será aplicar sobre la superficie el limpiador multiusos. En el caso de que haya partes a las que no podamos aplicar el producto directamente, bastará con limpiarlo solo con el paño de microfibra. Una vez humedecidos los plásticos, hay que frotar con firmeza sobre ellos con el paño de microfibra. Igual es necesario que apliquemos más producto o ejerzamos más fuerza en zonas concretas.

Cuando tengamos las zonas del plástico limpias, será el momento de acceder a las partes más recónditas con el cepillo de dientes. Desplazaremos un poco los plásticos y quitaremos la suciedad de las esquinas.

Si vemos que no se ha quedado bien con una primera pasada, es cuestión de repetir los pasos hasta conseguir unos plásticos brillantes.

La verdad es que esta sencilla tarea, que solo requiere un poco de tiempo y la compra de varios productos fáciles de encontrar, consigue mejorar bastante el aspecto interior del automóvil. Lo perfeccionista que seas y lo que te guste cuidar tu coche marcarán la frecuencia de limpieza y el tiempo que emplearás para hacerlo. ¿Sueles darle una limpieza habitual a los plásticos de tu vehículo?


* Fuente: blog.ibericar.es


Publicado: 5 de Mayo de 2016