Se acercan las fechas más señalas del año y una de las que más tráfico genera. La visita a familiares, las vacaciones y las excursiones con los amigos provoca que la Dirección General de Tráfico active su campaña especial de Operación Salida. En pleno invierno, no solo debemos extremar las precauciones por las especiales condiciones del clima, sino que también debemos revisar bien nuestro vehículo previamente.

El importante número de trayectos por carreteras convencionales hace que algunos viajes puedan ser peligrosos ante la formación de placas de hielo, la lluvia, la nieve y el mal estado de conservación y visibilidad de algunos tramos. Recuerda que son este tipos de vías las que concentran mayor número de accidentes y, por lo tanto, en las que más debemos poner toda nuestra atención.

Los neumáticos son un punto fundamental de tu coche, revisa que se encuentra en perfectas condiciones de profundidad y estado. Los de invierno ayudan bastante en el agarre en zonas frías, por lo que debes tenerlo en cuenta si te mueves habitualmente en lugares donde las heladas y lluvias son frecuentes.

Comprueba que tanto la batería, como los frenos y los limpiaparabrisas están en buen estado. Las bajas temperaturas atacan directamente a las baterías, pudiendo perder hasta más del 50% de la carga. Los frenos y los limpias deben ser revisados antes de salir, ya que de ellos dependen el correcto frenado y limpieza del limpiaparabrisas aunque las condiciones de lluvia sean más fuertes.

Antes de iniciar la marcha, ten estudiada la ruta a seguir. Comprobar trayectos alternativos previamente ayudará a evitar atascos y retenciones aunque tengas que hacer algunos kilómetros de más. Y, durante la conducción, conduce con suavidad, evita abusar del freno y olvida el control de crucero, así podrás adaptar la velocidad en todo momento sean las condiciones que sean.


Fuente: ** blog.ibericar.es

Publicado: 17 de Diciembre de 2015